[Tras la Verdad] La 4T de mentiras, gobierna con mentiras

Ni en el mes de la Patria cesan las mentiras y ofensas de AMLO.

¿Cómo funciona la empresa repartidora de gas bienestar? Nadie lo sabe. Se supone que Pemex es la empresa responsable de cumplir con lo ordenado por Andrés Manuel López Obrador; primera violación, la paraestatal no depende del presidente, tampoco puede vender al menudeo el gas.

Este día (viernes) los “empleados” (choferes) de Pemex, responsables de la venta al menudeo del gas, a poco más de un mes de iniciar actividades, llevaron a cabo su primer paro por incumplimiento a los compromisos legales de naturaleza laboral, como lo es el salario; les ofrecieron un sueldo semanal de 2 mil pesos semanales; en lugar de ello, reciben mil pesos.

Pero, ¿a quién pueden demandar los empleados si ni contrato laboral tienen? ¿Son empleados de Pemex? ¿Son burócratas del gobierno federal? ¿Pertenecen al sistema outsourcing? ¿AMLO creó una empresa comercial paralela? El presidente suele decidir actos jurídicos ilegales en contra de cualquier norma jurídica que obliga a todos, incluso al mismo gobierno.

Luego prometió venta de “gas bienestar” a menores precios que la competencia, pero AMLO no cumple. Resulta que algunas empresas particulares ofrecen el gas a menor precio; por si no fuese suficiente, entrega “tanques usados de gas”, solo los pitaron con el emblema de “gas bienestar”. Un fraude. ¿De dónde sacaron miles de tanques de gas? ¿A quién compraron los tanques usados? ¿Las camionetas repartidoras son de Pemex, gobierno o rentadas? La política del populismo que practica el presidente de la República, repleta de mentiras e inconsistencias jurídicas.

Así las cosas, el gobierno de la 4T defrauda a trabajadores y a consumidores. ¡A todos miente!

De acuerdo a la mediatización publicitaria distractora del presidente, como marketing político, no alude a los problemas que genera. Así que volvió a la cargada en contra de los funcionarios de los órganos electorales, pretendiendo exhibirlos al comparar sus “sueldazos” con los de un albañil que labora en la construcción de su aeropuerto, quien percibe 3 mil pesos a la semana y mil 800 un ayudante. ¡Por favor! ¿Y los choferes repartidores del gas bienestar?

No cabe la menor duda que l presidente lucha denodadamente por empobrecer a los mexicanos. En lugar de pagarles un salario decoroso a los albañiles, a sus ayudantes y a los choferes, prefiere quejarse porque otros ganan más. Mientras que AMLO ofreció a los repartidores de gas 2 mil pesos a la semana y solo les paga mil pesos, sin contrato de trabajo. ¿Quién les responderá en caso de accidente laboral? ¡Amlomentiras! Bueno, qué decir del salario del mismo presidente, quien no devenga lo que gana, percibe más de 130 mil pesos mensuales, más los beneficios de vivir en un palacio y no pagar un solo peso de renta, sumado a los beneficios colaterales de su subsistencia personal y familiar.

El presidente incumple (como es su costumbre) con el rigor constitucional del artículo 123 y la Ley Federal del Trabajo, pero satisface su ego al criticar a terceros para lograr la distracción, generar odio hacia quienes él critica, ese es su verdadero propósito, fastidiar a sus oponentes. Sobre todo, en tratándose de los funcionarios electorales a quienes ha prometido destruir, claro para apoderarse de los órganos autónomos, destruir la democracia y perpetuarse en el poder.

Por si no fuese suficiente, exacerba la reyerta entre los funcionarios electorales y el mismo presidente de la República. Una de las Salas Especializadas del TEPJF volvió a confirmar la sentencia en contra de los abusos cometidos por AMLO y su equipo de mediatización o comunicación social, ordenando los magistrados se sancione a los responsables del quebrantamiento a la Constitución. López Obrador, sin embargo, ha hecho caso omiso, por eso “combate, denuesta y vitupera” cualquier acto de los funcionarios electorales, los ignora y los “ataca”.

Seguramente sabe el presidente (para las trampas es experto), que las sentencias del TEPJF, le hacen lo que el “viento a Juárez” ¡Nada! En caso de incumplimiento, los responsables cometen delito por no acatar la sentencia. Aquí preguntas y respuestas. ¿Quién debe perseguir a los delincuentes? Alejandro Gertz Manero, el fiscal general. El sujeto no hará nada sin no lo ordena el presidente. ¿A quién corresponde ejecutar las sentencias en caso de incumplimiento? Al Poder ejecutivo en auxilio del Poder Judicial.

Por lo tanto, las autoridades electorales no pueden hacer nada, están a merced de los caprichos de López Obrador, por ello tantos abusos, atropellos y constante desacato, a las resoluciones judiciales, delito previsto y sancionado en el Código Penal y Ley de Amparo.







¡Por fin! El INE, de acuerdo a su capacidad y competencia, impuso una multa al ...
Al presidente le gusta generar conflictos, sin ellos no puede vivir, aunque no g...
En sexenios pasados el sacerdote Alejandro Solalinde, se desgarraba las vestidur...
Cuatro meses tuvieron que pasar para saber lo que era más que obvio, la mala co...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Danos Like

Alexa-Rank

Capital

2 - 5
3 - 5

San Juan del Río