[La Cruda Verdad] Ángel Rangel, secretario rebelde

Parece que a quien no le ha quedado claro que el changarro cambió de dueño es al secretario de Seguridad Pública Municipal de San Juan del Río, Ángel Rangel Nieves, pues anda de insurrecto con el patrón, porque en un pensamiento mágico muy común en estos días, cree que su posición se la debe al exsecretario de Gobierno estatal.

Quizá sea por ingenuo o porque nadie le ha dicho “cómo estuvo la movida”; sin embargo, lo que resulta “chistoso”, por no llamarle de otra forma, es que Ángel con tantos años de marqués, todavía no sepa mover el abanico y no se dé cuenta que de lo único que depende la conservación de su chuleta es de la bonhomía de Roberto Cabrera Valencia, quien por cierto, tiene una excelente relación con el gobernador Mauricio Kuri.

Ya sentaron a una dama de queretano pedigrí y rancio abolengo por “revolucionaria”. Yo nomás digo.

¿Qué es un Láchira?

Créame, querido lector, que pensé por varios días sobre la conveniencia de gastar uno de mis valiosos párrafos en el viejo rancio y sofista consumado, cuya necesidad de asistencia se asemeja a la de una quinceañera en fiesta. ¡Pero ni hablar!

Tendré que abonar a su banco de la ilusión, pero no será a través de corazoncitos en la red de Mark Eliot Zuckerberg, esa a la que su dipsomanía le hace asumir como propia, para justificarse columnista, pues aunque lo niegue, un palabrero agrio y atávico que por la gracia de la tecnología y la democratización de la opinión puede difundir falacias, no es un columnista.

Le explico. La falacia es un argumento engañoso utilizado para hacer pasar un juicio falso como verdadero, abundantes en el académico sureño por cierto. ¿No lo cree?

Verá, siempre acude al: “Todos saben o sabemos”, aunque nadie sepa nada. ¡El ad pópulo en pleno! Pero como una falacia lleva a otra y nunca va sola, Láchira en su carácter de sofista consumado las vomita de manera natural a niveles criticables, juicios ad hominen al por mayor, hombres de paja al mayoreo, falsas balanzas y falsos dilemas a pedir de boca, pero todas bajo el amparo y favor de la “autoridad” (un doctorado no quita lo estulto, kafkiano y simplón).

En otras palabras: Que usted no pueda probar que Láchira no tiene un unicornio no significa que lo tenga, que un millón de moscas digan que lo tiene tampoco lo hace real, debatir entre qué es mejor un dragón o un unicornio no hace que los traiga en su portafolio de cuero seco y agrietado, que diga que los dragones se extinguieron con los dinosaurios menos el de él y que argumente que Moctezuma usaba una lanza de cuerno de unicornio no son argumentos válidos, tampoco el que diga que su primo lejano quéevive en el Perú vio un dragón sobre olar Machu Picchu no hace que el dragón exista, así de fácil.

En resumen: Que César Augusto Láchira Sáenz diga que sí había oficio de comisión y no había aviación, no significa que no haya irregularidad. ¡Que un sofista defienda tu posición no es orgullo, es hilarante!

Posdata: Estas son las últimas letras que le dedico al babieca defensor de tontivanas, así que no den lata.

Morena y la usurpación

Versa la sabiduría popular: “Dios los hace y ellos se juntan”. Parece que en Morena Querétaro no falla, y resulta que el “empresario” César Gutiérrez, quien acompaña a la “exfuncionaria” federal que “renunció por motivos personales” a sus giras por el estado, también es docto en el arte del agandalle y anda por ahí engañando inocentes, con el conque de que es el delegado del CEN en Querétaro, cuando el único con ese carácter y con el respaldo institucional de Mario Delgado es Mauricio Ruiz Olaes.

Así que si llegan esos personajes a su casa, ¡aléjese y cuénteselo a quien más confianza le tenga!, no vaya a ser que al rato salga con pérdidas o lo mitómano se pegue; además, caras vemos, mañas no sabemos.

Otra de notarios

Resulta que la renovación del consejo de notarios de Querétaro se está complicando, pues a pesar de que Francisco Guerra Malo ha manifestado su intención de reelegirse, la tiene complicada ante la inminente suspensión de su vástago Francisco Guerra Castro, ya que el angelito se aventó más de 200 escrituras con folios no autorizados por la Secretaría de Gobierno.

Se viene otro escandaló como el de la extinta notaría 24. ¡Anótele!

Lenguas viperinas

No renunció, “la renunciaron”, así de sencillo. Se le citó el miércoles en la tarde noche para presentarse en la Ciudad de México el jueves a primera hora; una vez allá, se le leyó la cartilla y adiós, “la 4T no soporta esas conductas”. Así fue. Menciona una fuente bien informada que tiene vista hacia el famoso Reloj Chino, respecto a la que no volaba y sin embargo renunció.

Como siempre, la mejor opinión es la de usted. Y recuerde, no me crea a mí, créale a sus ojos.







No es raro ni novedad las expresiones de confianza, qué ha vertido el ejecutiv...
Para los que les queda duda sobre la política de cero tolerancia del presidente...
Si usted es de piel sensible o aún tiene el idealismo a flor de piel, por favor...
Desde el pasado jueves, Antigua Guatemala fue el epicentro de la política nacio...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Danos Like

Alexa-Rank

Capital

2 - 5
3 - 5

San Juan del Río