Una hora menos de jornada laboral para madres solteras, propone JJ Jiménez

#Iniciativa

Reducir una hora las jornadas laborales para madres solteras de México es la propuesta que el Senador Juan José Jiménez ha presentado en el Senado de la República con el objetivo de impulsar mecanismos que permitan tener un mayor tiempo de interacción con sus hijas e hijos.

En México, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reporta que, de la población total, aproximadamente 64 millones son mujeres, por lo que representan más del 50% de la población mexicana, de las cuales 22.8 millones son madres y 4 millones 480 mil son madres solteras.

Ante ello el Senador por Querétaro propuso una reforma al artículo 61 de la Ley Federal del Trabajo para que se reduzca una hora las jornadas laborales establecidas sin afectación de sus percepciones salariales ni de sus prestaciones, independientemente de su relación laboral contractual, pues dijo que “es importante señalar que las mujeres, aún trabajando fuera de casa, dedican 42 horas en promedio a la semana al cuidado de sus menores, mientras que los hombres sólo destinan 23.4 horas semanales”.

Las condiciones para una madre soltera o sin pareja cambian ya que, tienen a su cargo tanto la responsabilidad de la crianza como ser la única fuente de ingresos familiares, haciendo en la mayor parte de los casos esfuerzos para conciliar la vida laboral y familiar.

Las jornadas establecidas por la Ley Federal del Trabajo actualmente establecen el cumplimiento de horas trabajadas por días y turnos, las cuales se reducirían en caso de que finalmente sea aprobada por el pleno, quedando de la siguiente manera:

ACTUAL                           PROPUESTA
8 horas la diurna               a) 7 horas en turno diurno
7 la nocturna                    b) 6 horas la jornada nocturna
7.5 horas la mixta              c) 6.5 horas la jornada mixta

Juan José Jiménez comentó que “la Organización Mundial de la Salud divulgó los resultados de una investigación basada en una encuesta entre niños de 11 a 13 años y adolescentes de 15 años, en donde confirma los efectos concretos positivos de mantener una comunicación fluida con los hijos como: una mejor imagen de su cuerpo, una mejor consideración de su propia salud y menos quejas con respecto a cuestiones físicas o psicológicas”.

Ante ello, Jiménez Yáñez expuso la importancia de atender y abonar para que exista un mayor tiempo de convivencia e interacción familiar y con ello una mayor atención en el crecimiento y desarrollo de la o el infante.






Danos tus comentarios

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Danos Like

Alexa-Rank
2 - 5

Cero Grilla

3 - 5