[Tras la Verdad] Las mujeres arrebatan a AMLO la agenda mediática

El desdén del gobierno de la 4T hacia las mujeres generó que la violencia hacia ellas se agudizara en el primer año de este sexenio. Crecieron los feminicidios, según el informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública; diariamente 3 mujeres fueron asesinadas por violencia de género en el 2019.

Andrés Manuel López Obrador, sin programas ni acciones en pro de la mujer; por el contrario, varios programas sociales que había probado su eficacia en apoyo a las mujeres fueron eliminados por el gobierno lopista, creando y privilegiando nuevos programas que nada tienen que ver con el respaldo a las mujeres. De forma paralela creció la descarnada violencia en agravio de las féminas, mientras que el insensible gobierno de “izquierda”, se apresura a derrochar el presupuesto público; no genera políticas públicas directas y transversales para contrarrestar el aumento en los delitos de feminicidio.

Según la ONU, entre 9 y 10 mujeres son asesinadas diariamente en México, una tercera parte por violencia de género. Resulta vidente la falta de apoyo a las mujeres, por parte del gobierno de Andrés Manuel; el propio Presidente advirtió a una reportera, cuando lo cuestionó, que no lo desviara de su atención, cuando irresponsablemente en ese momento la atención y preocupación presidencial era la “rifa del avión”, todo por conseguir más dinero para solventar gastos no previstos en el presupuesto de egresos de la federación.

Según algunas encuestas las mujeres se sienten mucho más inseguras que los hombres, sea en un cajero, en el mercado, en el transporte público, en los parques, en los automóviles, en la escuela, en el trabajo, incluso cuando llegan a ser detenidas muchas de las veces son violadas por elementos de seguridad pública; no hay lugar en el que la mujer no se sienta insegura, no puede desenvolverse con seguridad y libertad, por supuesto no confían en las fuerzas de seguridad pública debido a los abusos que llegan a cometer con frecuencia, habría que observar, no existen elementos capacitados para brindar seguridad a la mujer; no pueden otorgar un buen servicio a la colectividad cuando reclaman el auxilio de la autoridad.

La mujer también sufre agresiones en el seno del hogar, en su propia casa, sea por la pareja sentimental, por el esposo, el exnovio, incluso por los familiares. Según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares, la violencia llega al 64%, lo que resulta inconcebible. Y, a pesar de ser públicos estos datos, el gobierno federal no tiene política alguna para combatir las conductas antisociales que parecieran “normales” en muchos de los hogares mexicanos. Por eso el alto índice de feminicidios que se cometen en México.

De ahí las manifestaciones que han llevado a cabo diversos colectivos de mujeres en busca de su propia defensa, a fin de hacer conciencia en las autoridades para que implementen acciones que coadyuven y eviten cualquier agresión en contra de las mujeres que para muchos son tan cotidianas que dejan de ser importantes.

Claro que no debe ser “normal” el hostigamiento a las mujeres, por eso han levantado la voz para hacerse oír y, de una vez por todas, el gobierno que encabeza López Obrador, implemente programas para combatir cualquier conducta que atente en contra de las mujeres. No bastará la creación de una fiscalía especializada en feminicidios; no, eso es solo una consecuencia, las medidas (programas, acciones y presupuestos) preventivas son las más importantes para generar cambios de conducta que nos lleven a mejores estadios de convivencia. Si bien existen diversas legislaciones que tienden a la protección de las mujeres y las niñas, literalmente son letra muerta, no tienen apoyos institucionales, a los legisladores y el gobierno federal parecen no importalrles.

Colectivos de mujeres lograron captar la atención de las mayorías, los medios de comunicación han dado preferencia a las acciones emprendidas por las mujeres, sí. Pero, ¿qué acciones emprenderá el gobierno de Andrés Manuel López? Hasta ahora nada en concreto.

Por el contrario, el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, intentaba la desaparición del tipo penal de feminicidio, para encuadrar el delito en el tradicional homicidio, aunque sería agravado con una pena superior. ¿Quién o de dónde obtuvo la idea el Fiscal General, responsable de la persecución de los delitos al pretender eliminar el tipo de feminicidio? Sencillo.

Al fiscal general le parece de mayor dificultad que sus ministerios púbicos acrediten la figura típica del feminicidio, es mucho más fácil acreditar el homicidio, basta con la privación de la vida; por eso su pretensión de eliminar el feminicidio del Código Penal.

Por primera ocasión, el irracional del Presidente de la República reprobó la pretensión de Gertz Manero, secundado por su bancada en el Senado de la República. El gobierno federal no solo no implementa programas ni acciones en beneficio de las mujeres, los bárbaros pretendían eliminar el delito de feminicidio que con el esfuerzo de muchas luchas lograron insertarlo en el Código Penal, el fondo es la violencia de género.

Hoy, agenda mediática hoy es de las mujeres, sin embargo eso no es suficiente. ¿Qué viene después del “Nueve, nadie se mueve”? ¿La creación de la fiscalía especializada en feminicidios? ¿Esa será la respuesta del gobierno federal? De aceptar y concretar a la brevedad la propuesta de referencia, deberá venir acompañada de muchas otras acciones que se concreten en programas y presupuestos que hagan factible doblegar la violencia en contra de las mujeres, la cual no solo es física, también ronda la materia laboral, económica, psicológica y más; se trata de romper paradigmas y crear una nueva cultura de respeto a las mujeres, de eso se trata, de ir al fondo del asunto y no solo de un simple maquillaje.

Por ejemplo, de crearse la fiscalía especializada, deberá acompañarse de un enorme presupuesto que permita crear toda una estructura orgánica, gente especializada en el ramo; si López Obrador mandó construir casi 3 mil oficinas para bancos del Bienestar e irán acompañadas de personal burocrático; luego entonces, que López no pueda ordenar la creación de oficinas propias para la atención de las mujeres víctimas de violencia de género y otras tantas acciones para atajar la “cultura” del mal trato a las mujeres. ¡Claro que puede y debe hacerlo! Solo se necesita voluntad y esa, la voluntad política, hasta ahora Andrés Manuel López Obrador no ha mostrado empatía con las mujeres.

El movimiento del “Nueve, nadie se mueve” sigue creciendo, las simpatías y apoyo se han multiplicado, uniéndose universidades, escuelas, empresas (algunas), gobiernos de los estados, incluso titulares de algunas secretarías de Estado, etcétera. Pocos, como la esposa del mismo Presidente de la República, Beatriz Gutiérrez, implementaron un contra movimiento feminista, poner en marcha otra acción en el que “sí se muevan el nueve”, propuesta que no ha dado resultado, por pretender apoyar a su esposo ha resultado severamente criticada.

El movimiento masivo femenino cuenta con simpatía y enorme apoyo masculino. Pero, ¿qué vendrá después del “Nueve nadie se mueve”? ¡El gobierno de la 4T no podrá detenerlo!







El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, lo disimula, pero...
Discursos y más discursos de parte de López Obrador para resolver los grandes ...
López Obrador y su pintoresco lenguaje para calificar o denostar a tirios y tro...
En el estado de Querétaro, el magistrado presidente del Tribunal Superior de Ju...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Danos Like

Alexa-Rank
2 - 5

Cero Grilla

3 - 5