[Tras la Verdad] El fiscal general de la República no es autónomo

Una vez más, el Presidente de la República hace gala de la sumisión de Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República, al obligarlo para que acuda a la conferencia mañanera y “obsequie” en cheque al portador de 2 mil millones de pesos, producto de “no se sabe de dónde sacó ese dinero”.

El fiscal no requiere la existencia de sentencia en los asuntos de naturaleza penal, por medio de la cual pruebe la responsabilidad del acusado; no, basta con la simple acusación y la Fiscalía General de la República (antes PGR) se quede con el dinero y demás bienes que son confiscados a los detenidos. La presunción de inocencia, directo a la basura, pisoteada por los legisladores y las autoridades que ponen en práctica la nueva facultad discrecional de las actuales autoridades para hacerse fácilmente de dinero. Una de las peores formas de practicar la corrupción, justificando la aplicación de la “ley a modo”, creada por los legisladores de la bancada de Morena y rémoras que la acompañan.

López Obrador presumió, de nueva cuenta, la autonomía de la fiscalía, argumentó que ya no es como antes. Las mentiras a flor de piel. La autonomía constitucional de la fiscalía se le otorgó en el sexenio de Enrique Peña Nieto, no en esta, y el “fiscal carnal” es Alejandro Gertz Manero, amigo del Presidente, quien trabajó con él anteriormente y estuvo en la campaña político electoral de Morena. De ahí la falacia de la autonomía, solo existe en la ley y en la mente del mitómano Presidente; en la práctica, Gertz es otro más de sus.

Si fuese independiente, no asistiría a las “conferencias mañaneras” de Andrés Manuel; sin embargo, cada vez que es requerido, Gertz Manero acude y forma parte de la comparsa de servidores públicos dependientes del Poder Ejecutivo. De ahí lo patético del Presidente, al advertir en su conferencia que Gertz es autónomo, que no depende del Ejecutivo. Carecen de vergüenza ambos servidores púbicos: el Presidente y el fiscal.

Para colmo, Alejandro Gertz presumió la entrega de un cheque, mismo que sostuvieron él y López por unos segundos (para la fotografía); y orgulloso, regaló al presidente López Obrador cheque por 2 mil millones de pesos, para ser entregado al Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, un instituto “palero”, de nombre por demás ridículo, ya que ese dinero no es producto de lo robado al pueblo, nada hay que acredite jurídicamente que así sea. Simplemente es jugar con las palabras para sostener el populismo de López Obrador. Inconcebible la manera de actuar de estos señores.

Además, la instancia legalmente autorizada para recaudar los recursos es la Secretaría de Hacienda. Esta tiene la obligación de ingresarlo a las arcas públicas, se contabiliza y después se asigna a las partidas presupuestales que correspondan. Pero no, Gertz Manero, como fiel servidor y subordinado del Presidente, acude en público a entregar un cheque en manos del Andrés Manuel López. El populismo en todo su esplendor. Violan todo procedimiento y tan campantes los que juraron cumplir y hacer cumplir la ley. Es más importante el protagonismo mediático que cumplir con el rigor de la legislación.

Ahora bien, López Obrador ha expresado en innumerables ocasiones que requiere dinero para la compra de insumos hospitalarios, de ahí el burdo invento de la rifa del avión presidencial (ya reconocieron), no es propiedad del gobierno, por eso no podrán rifar la nave, lo aseguró en otra conferencia el director de Banobras. El dueño de la nave sigue siendo la empresa Boeing. Así que no, no hay rifa de avión, pero sí una rifa en la que se sorteará dinero, como cualquiera otra que llevó a cabo la extinta Lotería Nacional, y de paso obtienen ganancia para la asistencia pública. López lo que quiere es dinero fresco, según él. Dinero para la compra de material hospitalario, para eso la rifa; mientras, la salud de millones de mexicanos puede seguir esperando, total, prometió Andrés Manuel que para fin de año se resolverá el problema de la prestación de la atención a la salud universal de los mexicanos que menos tienen; los pobres pueden seguir muriendo, continuarán esperando. Las contradicciones del populismo de Andrés Manuel López Obrador.

Si Gertz Manero le entrega un cheque por 2 mil millones de pesos, luego entonces, ¿por qué no utiliza ese dinero y ordena de inmediato la compra de los insumos y de paso ayuda a los más pobres ávidos de salud? Total, para qué esperar los trámites administrativos.

Pero no, ese dinero lo tiene comprometido para sus programas sociales que le servirán para captar votos, así lo dijo el fin de semana durante el recorrido a tres estados, a zonas indígenas; a los indígenas ofreció (a las familias de indígenas) entregarles dinero a más del 90 por ciento de las familias. “Por el bien de todos, primero los pobres; no es discurso, no es demagogia, son hechos”, les dijo López Obrador a los indígenas. Los programas ya están llegando a las comunidades indígenas, se está entregando al 95% de todos los hogares, además llegarán programas de bienestar, al 100% de los originarios. ¡Imparable la campaña del Presidente!

Para eso quiere el dinero Andrés Manuel López, por eso no ordena la compra inmediata de los insumos para hospitales, a pesar de tener dinero fresco en la mano. La corrupción y demagogia imperan en el gobierno de la 4T, el mismo Presidente lo reconoce con sus discursos y sus actos.

Conclusión. López Obrador inventó lo de la venta del avión como distractor (salvo que sea muy ignorante), no lo puede rifar ni vender. Reculó, ahora ofrece el avión en renta, aunque insiste en la probable venta como parte de su estrategia distractora. Lo de la rifa, insisto, también es entretenimiento para sacar más dinero, no le alcanzan los miles de millones que maneja a su libre arbitrio, requiere muchos más, otros miles de millones de pesos para sostener sus pesadísimos “programas sociales”. Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República, representa un lamentable remedo de autonomía constitucional; con sus acciones demuestra ser otro más de los serviles lacayos del Presidente de la República.

A todo esto de la recaudación obligatoria, se escuchan voces molestas y de repudio de empresarios que serán “sangrados” con 2 mil millones de pesos, el miércoles próximo para regalar dinero a López, dinero no presupuestado que utilizará para comprar bienes para los hospitales del Insabi. López requiere de 113 mil millones de pesos para sus programas sociales; pero, todos sus proyectos tienen un costo, de acuerdo al presupuesto para este año, de la exorbitante cifra de 694 mil 490 millones de pesos.

Así de mal, abusivo y arbitrario el gobierno de la 4T, por eso no le alcanza el dinero, ni apretándose el cinturón.








Con la publicación de la nueva ley, denominada Ley de Fomento a la Confianza Ci...
Mañana miércoles, México estará festejando el CIII aniversario de la Promulg...
No hay día en que no mienta el Presidente de la República, o bien, la informac...
Andrés Manuel López Obrador se ha convertido, a contrario sensu del “vendedo...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Danos Like

Alexa-Rank
2 - 5

Cero Grilla

3 - 5