[Tras la Verdad] Conjuga AMLO capricho con gobernabilidad

El Presidente de la República conjuga el capricho con la gobernabilidad según su estado de ánimo o sus intereses políticos.

Quitó, por medio del “juego de la mano alzada”, recursos públicos a Durango y Coahuila; Durango, donde perdió las elecciones a principios de este mes. Se requiere ser muy torpe o inocente para no advertir la relación entre ambos hechos, el capricho y la venganza.

En ese estado, el PAN ganó 18 municipios, el PRI 16 y Morena apenas alcanzó 2 ayuntamientos. Además, ambos Estados son gobernados por la oposición que tanto denigra, sí aquella que califica de neoliberal, fifí, corruptos, etcétera.

Sin sustento legal alguno, López Obrador eliminó de un plumazo mil 400 millones de pesos (en septiembre pasado ya se había incrementado a 2 mil millones de pesos), perjudicando a cerca de 2 millones de habitantes de la zona metropolitana de varios municipios (Torreón, Lerdo, Francisco Gómez Palacio), que hacen uso de transporte público en esa zona, cancelando la posibilidad de continuar con la obra pública del metrobús, transporte de masas que daría servicio a la población conurbada de esos municipios. ¿Cuál fue el lugar del siniestro acto? En el mitin que se organizó en el auditorio municipal de Gómez Palacio, Durango.

Además, por si lo anterior no hubiese sido poco, el Presidente de la República incitó a los asistentes, hizo que se confrontara el gobernador José Rosas Aispuro Torres, con el auditorio presente (1500 a lo sumo) quienes fueron convocados para recibir los apoyos del gobierno federal, “disfrazados de programas sociales”.

La masa social amorfa ahí reunida solo atendía las indicaciones de los organizadores del evento de “beneficencia pública”, denominado “Programas Integrales de Bienestar”; la organización recayó en el delegado especial del gobierno federal; Morena para ser exactos.

Con una sonrisa cínica, Andrés Manuel López, a bote pronto, puso a votación la propuesta sobre la aprobación de la obra autorizada, para que los asistentes decidieran si debía o no continuar de la obra del metrobús. La “catafixió” (como Chabelo) por el servicio del agua o la continuación de la obra de un hospital. Así, sin más, sin estudios, sin proyectos, sin costos de la obra, sin sustento administrativo ni legal, decide cancelar y redirigir recursos públicos ¿Y los contratistas? Con un: “usted disculpe”, la obra ya no continuará, no hay dinero para pagar, el Presidente ya no dará dinero ni prestado.

Por estas actitudes voluntariosas del Presidente, es que los empresarios no confían en el gobierno de la 4T, no creen en el Plan Nacional de Desarrollo, ven y confirman la clara incertidumbre para invertir, no hay seguridad jurídica, ahí están los contratos con Pemex, otros más que son cancelados; por estas razones y más, ha caído la generación formal de empleos en México, no es casualidad, el gobierno federal promotor de la incertidumbre certificado para dejar de invertir.

Y, para hacer sentir a la gente del “sabio pueblo” que comulga con el léxico de los miembros de la asamblea, no perdió la oportunidad de pronunciar sus coloquiales comentarios, como: “medirle el agua a los camotes; se calentó la asamblea; hay mucha pasión en la gente”. De tal suerte que la disímbola amalgama de los asambleístas aplaudió al Presidente por su irresponsable decisión, ya había “calentado a la asamblea”; a diferencia de ello, los asambleístas, en coro, abuchearon al gobernador Aispuro. La “celada” estaba tendida, como la calificó el mismo Rosas Aispuro.

Sin más, López pone el práctica la torcida y antidemocrática, democracia participativa para la toma de decisiones importantes sobre las rodillas. Andrés Manuel, solo busca el aplauso fácil, ganarse la simpatía de los asistentes, quienes para el año 2021 serán votantes cautivos de Morena, comprados por medio de dádivas gubernamentales, lo que tanto llegó a criticar Andrés Manuel, en sus 18 años de campaña política; entonces decía que daban “frijoles con gorgojo”. Ahora él da dinero, obsequia, regala recursos públicos a millones de personas (su proyecto es beneficiar a 20 millones de de mexicanos); garantizar el triunfo de cualquier elección.

Así, casi 2 mil millones de pesos (en septiembre pasado lo afirmó el gobernador Aispuro) comprometidos para continuar con la obra de movilidad, en un abrir y cerrar de ojos, sin ningún estudio de por medio, sin mayores datos que la populista oferta presidencial, dejo a caso 2 millones de habitantes de la zona de La Laguna sin el transporte público que mejoraría la movilidad, personas que, por supuesto no estuvieron en la asamblea en donde se votó la cancelación de la obra, para que ellos (un millón 800 mil habitantes) también decidieran por votación a mano alzada.

En cambio, el dinero comprometido y destinado para el metrobús, lo permutó de destino, se va al agua para una comunidad y construcción de un hospital. Nadie sabe si en verdad hace falta agua, cuánto líquido se necesita, en qué lugar se haría la obra, a cuántos beneficiará, o si hay capacidad de dotar del vital líquido en la comunidad en que se pretende dotar; y, en su caso, a cuántas personas beneficiará; lo mismo sucede en la obra de lo que será el hospital. Como si se tratara de “enchiladas”. Construcciones a capricho presidencial.

Así, sin más ni más, el asambleismo al que está acostumbrado López Obrador, lo puso en práctica para la toma de decisiones importantes; en esta ocasión son más los dañados que los beneficiados, pero eso no le importa al Presidente de la República. Los asistentes al mitin agradecerán a López Obrador y no al gobernador. Los usuarios de transporte reclamarán la cancelación de la obra a los gobernadores, no al Presidente. En tanto que Rosas Aispuro, junto con el gobernador de Coahuila, tendrán que buscar la manera de financiar la obra pública del metrobús; tal vez no será tan complicado si participan los concesionarios del transporte público.

Sin embargo, es obra pública, cuya responsabilidad recae en cualquiera de los tres órdenes de gobierno; la movilidad es tema de agenda y compromisos internacionales. A todo esto, ¿y Banobras? Bueno, el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, tendrá que emitir su opinión, dado que el dinero ya estaba “etiquetado” y avalado por un proyecto; sí, el proyecto tenía varios años y nada le importó a López Obrador, el capricho impera sobre la normatividad.

Tal vez la obra pública del metrobús, por lo pronto, quede pendiente y deba ser suspendida temporalmente, considero que los gobernadores no puedan propasarse y cometer los mismo abusos que López Obrador; en el extremo, pedirán financiamiento a instituciones bancarias. Excesos del Presidente que inciden en el atropello de derechos adquiridos, acción que genera responsabilidad al Presidente de la República, pero, como él mismo lo dice: “le hacen lo que el viento a Juárez”.

Sin más, Banobras se entera a través de los medios de comunicación que fue cancelada la inversión autorizada y el Presidente cambió el destino de cientos de millones de pesos. Manipulación arbitraria del presupuesto del gobierno de la 4T. Ahora vendrá la recisión de contratos ¿Qué justificación se sacarán de las mangas para cancelar los contratos? ¡Se rescinde por orden presidencial, derivado de una asamblea en donde se votó a mano alzada! Causa legal de la cancelación. ¡Inconcebible!

Con verdad, justificación jurídica y política, ¿quién exhibe en los medios de comunicación el grado de corrupción en que incurre el Presidente de la República? ¡Nadie! Sin embargo, el Presidente de la República, lascivamente lo hace y lo presume cuando alguien se atreve a cruzarse en su camino, no importa si es la misma autoridad jurisdiccional que, en juicio de amparo promovido por particulares, vencen a López Obrador, debido a la falta de pruebas que justifican la legalidad del acto; también amenaza de ser enjuiciado todo aquel que se cruce en su camino, los tilda mediáticamente de corruptos y los exhibe públicamente, destroza el prestigio de quien, para él, es su oponente.

Perverso, esquizofrénico y desequilibrado juego, nunca antes visto. Actos de abuso manifiesto, preñados de corrupción, ejecutados por el mismo Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

+ Para que estés al tanto, te mandamos lo mejor de El Canto de los Grillos a tu celular: ¡únete a nuestro canal en Telegram: telegram.me/elcantodelosgrillosmx!

No te pierdas ninguna historia; danos Me Gusta en Facebook:









¿A quién le asiste la razón sobre el problema de la descontrolada migración ...
Todo aquel que se precie de conocer un poco de política, sabe bien que Trump ut...
Toda resolución judicial debe cumplirse y las autoridades están obligadas a ha...
Andrés Manuel López Obrador se resiste y persiste su carácter caprichoso, no ...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Alexa-Rank
2 - 5

Cero Grilla

3 - 5