[Tras la Verdad] Adiós al Fonden, más dinero para AMLO

Termina la vida jurídica y administrativa del Fondo de Desastres Naturales, del Fondo de Prevención de Desastres y Naturales y otros. Aunque el gobierno de AMLO ya disponía de los miles de millones de los fondos de los Fideicomisos.

Para el Presupuesto de Egresos de la Federación del año 2020, Andrés Manuel dispuso discrecionalmente de 8 mil 927 millones 743 mil 813 pesos. Para este ejercicio fiscal se sumó otra cantidad semejante. Cerca de 20 mil millones de pesos se embolsó el presidente de la República de los dos últimos años. Sin límites su ambición por el control del dinero público, como en los mejores tiempos del arrasador presidencialismo.

El día 27 de este mes de julio se declaró oficialmente la muerte de los fideicomisos, acorde al Acuerdo que declaró la abrogación de algunos fideicomisos. La Secretaría de Gobernación coordinaba el dinero y los trabajos de esos fideicomisos. En lo subsecuente queda a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana la operación de apoyos a la población, a los gobiernos estatales y municipales sobre los “desastres naturales”, sin presupuesto alguno que sustente la operación.

El Poder Ejecutivo Federal emitió reglas de operación en los años 2010 y 2017, publicadas en el Diario Oficial de la Federación. Si bien bastante burocráticas para acceder a esos recursos, al menos existía orden en el manejo de las finanzas que, según AMLO, eran manejadas fraudulentamente, acusación que nunca demostró. Resulta claro que el presidente solo quería engullir esos recursos públicos, y los esbirros de su partido en la Legislatura federal lo aprobaron.

El acuerdo que abroga los fideicomisos traslada la responsabilidad de atender los desastres naturales a la Secretaría de Seguridad Pública, debilitando más a Olga Sánchez Cordero. Para que se entretenga Rosa Icela Rodríguez, a quien le cercenaron la Guardia Nacional.

Acuerdo del “mañoso” del presidente. No hay reglas de operación, tampoco hay dinero a la vista. Así que cualquier gobernador o presidente municipal que pretenda acceder a recursos públicos en apoyo de la población o para atender la infraestructura dañada por algún desastre natural, quedará en manos del gobierno federal (AMLO) para la obtención de cualquier apoyo; discrecionalmente, sin reglas de operación, él podrá decidir e imponer cualquier modalidad para acceder a los apoyos. El dinero se lo “tragó” la partida secreta de la Presidencia.

Así las cosas, en el primer párrafo del acuerdo presidencial determinó que en lo sucesivo corresponde a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana conducir y ejecutar en el ámbito federal las políticas y programas de protección civil en el marco del Sistema Nacional de Protección Civil para la prevención, auxilio, recuperación y apoyo a la población en situaciones de desastre. “Todo un desastre maquinado”.

El mismo acuerdo refiere en su párrafo tercero que, en términos del artículo Quinto del Decreto que adecuó diversas disposiciones, reformaron el artículo 37 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, el cual señala que el ejercicio de los recursos para llevar a cabo acciones preventivas o ejecutar programas y proyectos para atender los daños ocasionados por fenómenos naturales se sujetará a las disposiciones que se establezcan en el Presupuesto de Egresos de la Federación, así como a las disposiciones que emita la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y que dichos recursos “podrán” (facultativo y caprichoso) destinarse a cubrir los gastos que se hayan devengado conforme a los fines antes referidos ¿Qué significa el galimatías? ¡Que discrecionalmente apoyarán a quien decida AMLO! No hay reglas de operación. El gobierno federal se quedó con el dinero de los Fideicomisos que operaban por medio de reglas claras la aplicación de los dineros.

En el párrafo quinto del acuerdo, si bien continuaban existiendo “formal y legalmente los fideicomisos”, prohibieron hacer uso de los recursos aprobados en el Presupuesto de Egresos, ni un peso para ser operado por los entes jurídicos referidos. La excepción: solo autorizaron gastos para la operación de la extinción y cubrir obligaciones pendientes.

Al presidente no le alcanza el presupuesto para la compra oportuna de los medicamentos para la población, derecho humano inalienable e imprescriptible. Pero sí tiene recursos públicos para obsequiar al enemigo de la democracia, régimen comunista de Cuba, alimentos, medicinas, vacunas; y a los gobiernos centroamericanos 90 millones de dólares (1800 millones de pesos aproximadamente) sin condición alguna de rendición de cuentas.

Toda entidad pública que erogue dinero del erario debe justificar plenamente el uso legal del recurso; pero, AMLO se da el lujo de obsequiar dinero público sin necesidad de comprobar el destino de los impuestos de los contribuyentes mexicanos ¿Corrupción? No, son donaciones a países extranjeros.

El remate de los abusos. En el último párrafo reconocen la inexistencia de reglas para la operación de los recursos que ahora están en la “panza” del Ejecutivo. Dice: “a efecto de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público emita disposiciones específicas que establezcan y regulen los mecanismos presupuestarios que permitan el adecuado ejercicio de los recursos antes referidos, y para que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana establezca el marco normativo para la conducción y ejecución de las políticas y programas para la prevención, auxilio, recuperación y apoyo a la población en situación de desastre”. Vaya manera irresponsable de gastar el dinero, sin reglas. ¿Qué hará la Entidad Superior de Fiscalización?

Los “demócratas” del socialismo de la 4T abusan discrecionalmente de los recursos públicos a plenitud. No fijaron plazo para la emisión de “reglas operativas”; a ver cuándo se les antoja crear el marco normativo.

Mientras, el presidente reiteró en la tierra del “Chapo Guzmán”, que no se arrepiente de haber dejado en libertad al hijo del “Chapo”, so pretexto de haber evitado la muerte de más de 200 personas. ¿Por qué no pensó lo mismo cuando provocó la muerte de 137 personas en Tlahuelilpan, Hidalgo? A estos inhumanamente los dejó morir frente al grueso de las Fuerzas Armadas. Merece ser sometido a la justicia penal. Así quiere ganar su consulta popular. AMLO: ¡No al fraude de consulta!







AMLO y sus tropelías discusivas de fin de semana. Sigue engañando a todos aque...
Como si estuviese en su medio, el almirante José Rafael Ojeda Durán, secretari...
AMLO se cae de coraje al ver que su consulta no prosperará; poco le importa seg...
Mario Delgado Carrillo y Minerva Citlali Hernández Mora, presidente y secretari...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Danos Like

Alexa-Rank

Capital

2 - 5
3 - 5

San Juan del Río