[Me Lleva el Diablo] Diputados pro-aborto o pro-vida, esa no es la cuestión

El aborto o la interrupción voluntaria del embarazo es un tema que genera gran controversia, provocando debates sobre los contextos sociales y económicos, de saludo y moral, que involucra grupos o movimientos como lo son los “pro-elección” y “pro-vida”.

El primer grupo mantiene la posición de defender los derechos que tienen las mujeres a decidir sobre su cuerpo y sobre si quiere o no asumir un embarazo, el segundo grupo mantiene la posición de defender y proteger a toda costa los derechos del embrión o feto que se está gestando.

La legalización del aborto es un tema muy polémico, polarizante, diverso, al que le han sacado la vuelta los diputados locales en Querétaro, los actuales y los anteriores.

Ya existen estados en el país donde hay un libre acceso al aborto con servicios sanitarios y completamente gratuitos, y los hay, como en Querétaro, hasta la penalización con años de cárcel para las mujeres y para las personas que practiquen abortos inducidos.

Por lo tanto, la práctica del aborto o interrupción voluntaria del embarazo está sujeta a la legislación de cada estado, en el que se puede tomar como un derecho o un delito que debe ser penalizado.

En Querétaro llegó la hora de que las mujeres alcen la voz, que no callen la violencia, que compartan libremente su sentir, que crean que otra vida es posible, que construyan redes de apoyo entre todas, porque tienen derecho a decidir sobre su cuerpo, entre otros derechos.

Resulta insultante la indiferencia sobre el tema por parte de los diputados locales, que a más de un año de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación declarara inconstitucional la criminalización absoluta del aborto, el Congreso del estado de Querétaro mantenga pendiente la iniciativa para reformar el Código Penal de la entidad federativa para garantizar el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo.

En la semana que termina, como queriéndose reivindicar, la Defensoría de Derechos Humanos de Querétaro hizo un llamado al Poder Legislativo de Querétaro a despenalizar el aborto.

Asimismo, solicitó que se construya un “andamiaje institucional” para la generación de “políticas públicas orientadas a garantizar la libertad reproductiva de todas las mujeres”.

Por si fuera poco, el miércoles 28 de septiembre unas 400 mujeres marcharon por el centro de Querétaro para demandar libertad sobre su decisión de abortar o no.

En la plaza Constitución se comenzaron a reunieron las mujeres, justo en el mismo lugar que la marcha del 8 de marzo, los pañuelos verdes predominaron entre las protestas y gritos que cuestionaban a los diputados, al gobierno estatal, a hombres, a la iglesia y en general a las instituciones gubernamentales.

Más allá del debate están las cifras y es que Querétaro se registra 25 carpetas de investigación por aborto.

Sí, hay criminación del aborto en la entidad, y es que en el Congreso del Estado, de mayoría panista, desde la pasada Legislatura son omisos con los mandamientos judiciales de la SCJN.

En lo que va de este año se registran en Querétaro 25 investigaciones por aborto, de acuerdo con los datos más recientes que brinda el secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, esto representa un índice del 4.5% del total que se han registrado hasta agosto en el país, al indicar los delitos de violación por cada 100 mil habitantes Querétaro obtuvo un índice de 19.65% con 465 casos, la tasa está por encima de la media nacional que fue de 12.2.

Además, en Querétaro hay por las menos dos organizaciones de activistas que brindan acompañamiento a mujeres que desean abortar, mediante bancos de misoprostol y conforme a las normas que recomienda la OMS; y en total han registrado 193 abortos en el último año en el estado.

Estas organizaciones hacen el trabajo, asumen la responsabilidad que le corresponde a la Secretaría de Salud, otra institución que evade sus funciones, que pone el tema moral al de salud, que por prejuicios orilla a muchas mujeres a ponerse al filo de la muerte.

Pero los verdaderos irresponsables son los diputados locales, que con su doble o hasta triple moral, evaden el debate y a ser congruentes con sus funciones, porque a más de un año de que la SCJN declarara inconstitucional la criminalización absoluta del aborto, como dijimos en líneas arriba, el Congreso del estado de Querétaro mantiene pendiente la iniciativa para reformar el Código Penal de la entidad federativa para garantizar el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo.

Pero esos sí, los diputados cobran y cobran bien por no hacer nada, salvo recibir las iniciativas que les mandan de Palacio de Gobierno, y sin leerlas aprobarlas.

La verdad, si los diputados desaparecieran le va mejor a Querétaro, causan menos daño no haciendo nada; pero también no deberían de cobrar, ni ellos ni toda la estructura administrativa que hay en el Congreso del Estado.

No sirven para nada; bueno, solo hacen el mal; si no, hay que ver que seguramente no van a discutir, con argumentos científicos, legales, no desde su “moral”, el tema del aborto.







Tembló en Querétaro; el riesgo de padecer un desastre natural está presente e...
Morena en Querétaro le pertenece a Gilberto Herrera y a Claudia Sheinbaum, pero...
La desgracia de unos es la fortuna de otros, y este dicho aplica en el gabinete ...
Más allá de los informes que dan los presidentes municipales en sus informes, ...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Danos Like

Capital

2 - 5
3 - 5

San Juan del Río