[Tras la Verdad] Sobre advertencia no hay engaño

A unos días de las elecciones, en Querétaro el PRI continúa desangrándose y no hay el menor interés en curarlo por quien tiene la responsabilidad de hacerlo, en su caso Juan José Ruiz Rodríguez, quien sin hacer campaña espera tranquilamente llegar a regidor por la vía plurinominal, esperando que pierda Francisco Pérez Rojas, candidato a la presidencia municipal de Querétaro. Y sobre el Delegado, nada se sabe, salvo que cobra cada quince días.

La semana pasada, públicamente se volvió advertir que continuarían las renuncias a las filas del PRI, por aquello de calificar de traidores a varios priistas, por el simple hecho de haberse reunido con Adolfo Ríos, candidato del PES en alianza electoral. En lugar de haberse reunido el dirigente estatal con aquellos, prefirió calificarlos de traidores y hacerlo público en redes sociales. Por supuesto que debió esperarse la reacción ante la nula presencia del dirigente estatal del PRI. Las ofertas para incorporarse a otros partidos están a la vuelta de la esquina para todos aquellos que no fueron invitados a la fiesta, vamos ni siquiera para levantar las mesas sucias; nada de nada, JJ ha hecho caso omiso a todo, ha ignorado todo, ha menospreciado a muchos y los resultados serán desastrosos para las elecciones del uno de julio próximo y no solo para los candidatos locales, también para los federales.

Se cuece a parte la candidatura de José Antonio Meade, quien, gracias a un grupo de ciudadanos y militantes de varios partidos, se organizaron para trabajar en pro del aspirante a la Presidencia de la República. De lo contrario también hubiera sido un desastre. Desde que presidía el PRI nacional, Enrique Ochoa, empezó la debacle, aquel hizo caso omiso a las advertencias, nada le interesó; por algo lo destituyeron. El daño estaba hecho. Y JJ Ruiz Rodríguez, bajo la tutela de José Calzada, en cambio siguieron haciendo de las suyas en Querétaro, eliminando a sus contendientes internos sin posibilidad de participación alguna; regalando candidaturas a las y los amigos, antes que a la verdadera militancia –con sus honrosas excepciones-, lo que ha contribuido a la salida de cientos de priistas y las que se esperan.

Pero fue más importante para este grupúsculo quedarse con las candidaturas plurinominales, que fortalecer al PRI en todo el Estado. Lo desmantelaron por consigna. Tal vez todo ello sucedió ante la amenaza constante de ser denunciados si se comportaban como oposición ante el gobierno de Francisco Domínguez. Afirman que hay “gordos” expedientes que penden sobre sus cabezas, de ahí la displicencia y desmantelamiento del PRI, exactamente por el grupo que le ayudó a gobernar a José Calzada, el sexenio pasado. Solo así se puede encontrar una respuesta aparentemente lógica, más no política, mucho menos electoral. Basta ver la lista de las y los candidatos a los cargos de elección por la vía plurinominal en los cargos de regidores, así como de diputados locales, y encontrar la respuesta. Por supuesto, las candidaturas de mayoría también.

Por eso nadie debe mostrarse sorprendido, salvo por las fechas en que esto se sucede, en pleno proceso electoral y en vísperas de la elección. Para que no se perdiera la nota informativa por aquello del tercer debate de los presidenciables, dejaron pasar esa fecha y un día después dan la información oficial de la separación y suma a las filas de Morena. Incluso negociaron la venida de Ricardo Monreal, expriista, expetista y es perredista, ahora morenista, para que diera la información y los apadrinara; y es que fueron priistas de prosapia los que se fueron, priistas que se distinguieron por su actividad activista, por su capacidad, por su experiencia político electoral y de gobierno; no fueron priistas desconocidos los que abandonan las filas por culpa del dirigente estatal del PRI; no, por ello la pérdida fue importante; además son queretanos conocidos por su honestidad, algo muy importante hoy en día y no fácil de encontrar en las filas políticas de los partidos. Lamentable para el priismo local que, con desesperación ven caer, como en cámara lenta, al Revolucionario Institucional, por el pésimo manejo político de Juan José Ruiz Rodríguez. Gente de empuje, profesional y trabajadora como Pancho Pérez, tiene que luchar cuesta arriba por las torpezas de la dirigencia estatal; un buen candidato que iba levantando y con estos anuncios se vuelve a estancar, sobre todo aprovechando la ola de descontento que existe en la capital por el pésimo trabajo de Marcos Aguilar Vega, que debiera facilitarle las cosas; pero no, JJ se empeña en que no gane el PRI ni en la capital queretana, con sus acciones aberrantes y negligentes queda por demás demostrado. Así las cosas hasta ahora. Sobre advertencia no hay engaño, reza un dicho mexicano muy añejo.

+ Para que estés al tanto, te mandamos lo mejor de El Canto de los Grillos a tu celular: ¡únete a nuestro canal en Telegram: telegram.me/elcantodelosgrillosmx!

No te pierdas ninguna historia; danos Me Gusta en Facebook:


La complacencia de Andrés Manuel López, le hace pensar que ya ganó la elecci...
Después de haberse reunido por primera vez los 7, sí, 7 aspirantes a la presid...
Gran sorpresa causó en algunos medios de comunicación el haberse enterado que ...
Así se llevan de fuerte los aspirantes a la Presidencia de la República. Quien...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

2 - 5
3 - 5