[Tras la Verdad] ¿Por qué el afán de molestar?

No te pierdas ninguna historia; danos Me Gusta en Facebook:

Las autoridades municipales, de un tiempo a la fecha, se han empeñado en generarle conflictos de movilidad a los capitalinos, todo por la falta de sensibilidad social e inexperiencia en el arte de la gobernanza y nula experiencia en planeación y ejecución de la obra pública ¡Todo ha sido un fracaso! Pero las autoridades sin inmutarse consideran que van muy bien, lo que resulta una mentira tolerada y consentida, sin importarles la molestia que han generado y continúan en ello, las autoridades municipales, tratando de amortiguar el malestar por medio de “periodicazos” pagados, contratos de publicidad en otros medios de comunicación impresos, radio y televisión para difundir hechos que no se apegan a la realidad.

Lo hemos enmarcado con anterioridad. Los problemas iniciaron con el ejercicio constitucional de la actual administración municipal y no han cesado. Tal vez sea el exceso de dinero que hoy día ingresa a las arcas municipales, lo que hace crecer el “ingenio” para encontrar la manera de gastar esos miles de millones de pesos y justificar para el año venidero que todo lo que se ingresa se egresa. El derroche y la ineficiencia nace desde la contratación de un General para que comandara la seguridad pública en una ciudad de la cual desconocía y sus problemas en la materia también. Por eso el general prefería irse al supermercado en horario de trabajo y dejar en manos de reporteros el uso del helicóptero para cuestiones de seguridad pública. El fracaso fue tal que el general tuvo que irse del Estado a trabajar en otro lado y la autoridad municipal no tuvo más remedio que contratar a otra persona con mayor conocimiento de la problemática en el ámbito de la seguridad pública. Los problemas en la materia continúan, más las críticas decayeron y volvimos a la dinámica de la creciente inseguridad en manos de policías queretanos.

En forma concomitante la autoridad municipal encabezada por Marcos Aguilar Vega y su séquito de ineficientes servidores públicos y regidores sumisos, dieron vida a l problemática de la recolección de los residuos sólidos, conocidos como basura. Otro problema que aún no resuelven y dejarán el asunto en manos de las siguientes administraciones, dado el contrato que firmaron hasta por 15 años. Y el asunto de los empleados municipales ahí quedó, con el despido de docenas de ellos, en aras de ser un estorbo para el erario municipal, en tanto el sindicato hizo “mutis” y aguantó la presión de los despidos, en lugar de buscar el cambio de adscripción. La separación de los residuos sólidos al que ya se habían habituado los capitalinos, dejó de ser una práctica; la nueva empresa ya no exigió la separación. A dos años de distancia la autoridad municipal contrata otra empresa para que se haga cargo de esa labor y se generen los nuevos “reyes de la basura”. El problema sigue siendo latente. Sin dejar de reconocer que la mayoría de los capitalinos, visitantes y demás, no son lo suficientemente limpios y tiran basura por todos lados, lo que dificulta más la labor; las bolsas de residuos las puede usted encontrar a cualquier hora en las esquinas sin que haya inspector que sancione a esos ciudadanos que no colaboran con mantener una ciudad limpia.

La obra pública tortuosa y mal hecha. Lo bueno que la autoridad municipal tiene a quien culpar de ello: a los constructores. Desde los simples arreglos de banquetas, calles, rehabilitación de cualquier otra obra tardan y tardan meses en la ejecución, causando no solo molestias, también pérdidas a muchos pequeños comerciantes. Obras inconclusas que se quedan siendo no solo un peligro, también una mala imagen. En obvio de repeticiones la zona centro histórico ha sido de las más lastimadas de ahí tanto vecino inconforme. De las últimas que se encuentran en esas condiciones es la rehabilitación y cambio de la antigua Calzada, hoy Avenida Corregidora, que después de muchos meses no ha sido concluida; antes de la época de lluvias del año pasado dio inicio y aún sigue sin terminarse, inconclusa. Obra que tuvo que corregirse en varias ocasiones. En tanto que Marcos Aguilar, el Presidente Municipal, está próximo a irse de campaña por 90 días y después regresará a recibir su “liquidación” como lo ha hecho en dos ocasiones anteriores, una de ellas como diputado local, la otra como diputado federal. ¡A eso le llaman cinismo!

Trastocada la movilidad hasta la médula, a la autoridad municipal se le ocurre crear espacios “verdes” –solo en color- para que los ciclistas se trasladen sin peligro alguno por algunas partes de la capital queretana. En honor a la verdad, habrá que reconocer que la obligatoriedad la establece el nuevo Reglamento de Tránsito a la autoridad municipal, quienes han querido incursionar en el “nuevo mundo” de la movilidad; pero ha generando muchos más problemas a la política de movilidad, que creado soluciones a la misma. Convirtieron a la ciudad capital en un verdadero nudo ciego. La movilidad depende de la autoridad municipal. Autoridades en la materia deben hacer algo antes de convertir a la zona conurbada de la capital en un verdadero “infierno”, sin embargo, nada se aprecia; se va Marcos Aguilar de campaña. Las arterias para la movilidad de miles de queretanos y visitantes, de por sí insuficientes para el tránsito vehicular, se han visto reducidas por crear áreas exclusivas para un mínimo de bicicletas que no acorde con la demanda de los ciclistas; las mismas autoridades han generado un problema de contaminación que agrava la ya existente contaminación ambiental. Esto sumado a los semáforos “ininteligentes”, los traslados en el interior de la ciudad llevan más tiempo y, por supuesto, los vehículos automotores expiden más toneladas de gas contaminante: bióxido de carbono que respiramos los queretanos.

Cualquier persona medianamente sensata, sabe a la perfección que la ciudad de Querétaro no fue hecha para convivir con las nuevas políticas de movilidad que se aplican en otros países o ciudades bien planeadas para ello. De tal suerte que resulta inconcebible observar, comprobar cómo se han reducido los espacios para vehículos automotores, todo por crear nuevos espacios de movilidad a las bicicletas que apenas existen y poco son utilizadas, dada la cultura añeja de darle utilidad a vehículos automotores; regresar a los años 60as no es posible, cuando eran más las bicicletas que los automóviles de motor. Hoy día, por donde circulan cientos de vehículos, apenas transitan unas cuantas bicicletas y los bicicleteros, sin cultura vial, siguen haciendo de las suyas al circular incluso en sentido contrario, sobre las banquetas o de plano en los andadores ¿Por qué no ha sucedido lo mismo en los Municipios de El Marqués o en Corregidora, ya no digamos de Huimilpan, que también es zona conurbada? Pareciera que se trata de un buen negocio de la administración municipal que encabeza Marcos Aguilar, al mandar pintar kilómetros y kilómetros solo en algunas calles o avenidas -de color verde- de la ciudad e instalar en el asfalto piezas reflejantes que delimitan las zonas bicicleteras; resulta obvio observar de manera aparejada, el jugoso negocio de la renta de las bicicletas que se movilizan en la zona centro –insisto- invadiendo los andadores de áreas peatonales con el peligro de atropellar a los viandantes; negocio que también fue concesionado. No resulta difícil deducir que el nuevo caos de movilidad, agudizado por actos de la autoridad municipal, se da por todos lados. Y los elementos de tránsito solo atienden para multar a vehículos mal estacionados en esa zona, no hacen otra cosa; todo indica que la única intención de la autoridad municipal es de carácter recaudatoria. El último ejemplo que nos ilustra este conflicto de movilidad, fue el incidente de tránsito que se generó en la zona centro- por la Alameda Hidalgo-, entre un chofer de autobús urbano y un vehículo particular; en media hora de interrupción del tránsito, no llegó autoridad alguna y los golpes no se hicieron esperar; tuvo que llegar un elemento de bomberos para ordenar las cosas y pedirles a los conflictivos choferes que abrieran el paso. ¡Sin autoridades que mantengan el orden en la materia!

Es incomprensible que, en la ciudad capital, que carece de la infraestructura apropiada para compartir espacios entre bicicletas y vehículos automotores, ahora sufra de estrangulamiento vial por culpa de las autoridades municipales. Las quejas por todos lados y las autoridades ni oyen ni ven, mucho menos solucionan el problema. Con la nueva modalidad de las áreas exclusivas para bicicletas, dentro de la misma zona de rodamiento en calles y avenidas, se pueden observar vehículos automotores literalmente estacionados a media calle, con la consecuente reducción de espacios de movilidad para los miles de vehículos que transitan por toda la ciudad; los “carriles” de rodamiento se redujeron. El espacio de movilidad que de por sí era insuficiente, fue reducido aún más por orden de la autoridad municipal. Es incuestionable que algo deben hacer las autoridades para solucionar un problema que hasta hace un par de meses no existía en la ciudad capital ¿Así piensan ganar las próximas elecciones para conservar el gobierno municipal? Semana Santa seguramente será ¡Semana Diabla! para los queretanos y sus miles de turistas que hacen uso de las vías de movilidad.

+ Para que estés al tanto, te mandamos lo mejor de El Canto de los Grillos a tu celular: ¡únete a nuestro canal en Telegram: telegram.me/elcantodelosgrillosmx!


Hoy se dio a conocer el proyecto que ya discuten los Ministros de la Suprema Cor...
Durante las sesiones de los días 12 y 13 de este mes, la Suprema Corte de Justi...
El “Bronco”, alias Jaime Rodríguez Calderón, a quien el INE le negara el d...
Tanto Margarita Zavala Gómez del Campo como Andrés Manuel López Obrador se ex...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

2 - 5
3 - 5