[Tras la Verdad] Morena recorta 4 mil 913 millones de pesos al INE

A tres meses de que concluya el ejercicio fiscal de 2022, Morena y sus esbirros autorizaron un recorte de 4 mil 913 millones de pesos, al presupuesto del organismo autónomo constitucional del INE.

Lo cual significa que para el año siguiente habrá más recortes al presupuesto del INE, y para 2024, llegará a las elecciones constitucionales famélico.

Bajo el pretexto de la austeridad republicana y en cumplimiento con lo resuelto por la SCJN, ayer jueves los legisladores de Morena le aplicaron semejante recorte al presupuesto. Frente a la ausencia de muchos legisladores federales, les bastó con 229 votos, de 500 que son en total, para ejecutar al INE. La oposición alcanzó 212 votos a favor; 17 votos la diferencia para recortar más de 4 mil millones de pesos a los trabajos de naturaleza electoral, la razón de nuestra incipiente democracia.

El tema tiene su larga historia de conflicto derivado del proceso de revocación de mandato (del 10 de abril pasado), que llevó al INE a realizar recortes al presupuesto; el tema escaló al juicio de inconstitucionalidad dado la argumentación presentada por el arbitrario recorte al presupuesto que realizaron desde finales del año pasado. Por cierto, el sabueso del presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, se anticipó argumentando que los legisladores bien podían hacer recortes a los proyectos de presupuesto, al boquiflojo le costó un recorte de más de 4 mil millones de pesos a la SCJN; todo por entrometido.

Seguramente recordarán las trampas en que incurrió Morena para reunir las firmas que justificaran la realización de la revocación de mandato que inconstitucionalmente impulsó el mismo presidente López Obrador. Los morenistas llevaron firmas de muertos, delincuentes y ciudadanos que nunca firmaron. Con todo y las trampas, la consulta se llevó a cabo.

El INE realizó recortes a los presupuestos de sus programas para reunir más de mil millones de pesos; el dinero fue insuficiente, pero los morenistas no autorizaron incrementar los dineros públicos para la realización del capricho presidencial.

Luego vendría el recorte en el número de casillas por falta de dinero que no aprobaron los morenistas, y que el mismo AMLO respaldó. Entonces se argumentó que el INE debería recortar en mil 913 millones los gastos. Obvio, los opositores al INE, entiéndase el gobierno mismo, aplaudieron la medida.

Después de todas las trampas habidas y por haber, vendría la derrota electoral de AMLO. No reunió los votos necesarios que reclamó suciamente para su ratificación, y tal vez, la trampa para la prolongación de su mandato. Los electores no le dieron el voto de confianza.

El presidente López Obrador redobló su campaña de desprestigio en contra del INE.

Después vendría la iniciativa de desaparecer el organismo electoral para que desde el mismo gobierno se organicen las tres etapas electorales; la previa, el día de la elección y la posterior a la misma. AMLO, dispuesto a desaparecer al organismo ciudadanizado. Sigue luchando para poder manipular las elecciones en el año de 2024. No podrá, carece de las mayorías calificadas en ambas cámaras y en este tema hay coincidencia de la oposición, incluso de algunos morenistas y aliados.

Así las cosas, después de la suciedad que ha lanzado el presidente de la República, los legisladores de Morena y aliados, ayer concluyeron con otro apretón al presupuesto del INE, alcanzando el 26%; así como el de otros organismos autónomos constitucionalmente, todo con el propósito de asfixiarlos y no puedan cumplir con eficiencia su responsabilidad derivada de la Carta Magna.

AMLO pretende demostrar que ellos pueden llevar a cabo elecciones. Como en tiempos de Manuel Bartlett Díaz.

Por esa razón quiere que la Secretaría de Gobernación, por medio de la subsecretaría, lleve a cabo la “consulta” en todo el territorio nacional, para determinar si las Fuerzas Armadas permanentes siguen o no en las calles realizando labores de policías.

El patán del presidente asegura que con el apoyo del pueblo puede llevar a cabo su consulta, la cual, por cierto, carecería de toda validez y confiabilidad.

No cabe duda de que además de perverso, el presidente López Obrador es maquiavélico y tramposo. El uso y abuso en el ejercicio del poder lo ha enloquecido y no hay autoridad que lo contenga.







Los profesionales que llevan la cuenta de las mentiras que ha pretendido hacer p...
El presidente López Obrador pretende seguir socavando las instituciones democr...
Santiago Creel Miranda, presidente de la Cámara de Diputados, increpa al presid...
Siempre ha sido de utilidad el “fuero constitucional” para ciertos funcionar...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Danos Like

Capital

2 - 5
3 - 5

San Juan del Río