[Tras la Verdad] Malos augurios del próximo gobierno

¿Quién ejerce el control de las políticas públicas de Morena? En aras de la supuesta independencia, los jerarcas de Morena han generado severos problemas a la economía nacional, desde el desliz del peso frente al dólar y las principales monedas como el euro, al igual que la pérdida millonaria a los Bancos. Primero fue Andrés Manuel López Obrador, el Presidente electo, con la cancelación de la mega obra del Aeropuerto Internacional, que pondría a México en los mejores planos internacional con esa construcción, la cual creó más de 50 mil empleos, trabajadores que han empezado a ser despedidos e iba a generar más de 400 mil empleos directos e indirectos una vez terminada la obra. La noticia trascendió las fronteras y el peso se deslizó frente al dólar, perdiendo inversiones y encareciendo muchos de los productos que se importan.

López Obrador tuvo que contener la desconfianza invitando a los empresarios que participaban en la obra para calmar los ánimos y con falsas promesas dice haberlos tranquilizado, lo cual resulta por demás inverosímil. No son niños jugando a las canicas. Los contratos se rescinden y eso trae consecuencias económicas y financieras muy importantes, multimillonarias, como será la pérdida de 100 mil millones de pesos de lo invertido en la construcción y que ya no será utilizada esa obra. Nadie en su sano juicio puede creer que, legalmente haya ofrecido a los empresarios darles el mismo volumen de obra en el aeropuerto que sugirió José María Rioboó, se construya en Santa Lucía, sin pasar por licitaciones previas y después las adjudicaciones. El único que quedó tranquilo fue el mismo Presidente electo, no así los inversionistas y empresarios que desconfían después de que, por medio de una consulta sin valor alguno decidió “fortalecer” la decisión que había tomado con mucha anterioridad: cancelar la obra. Esa actitud ha generado gran desconfianza en la población, excepción hecha de sus seguidores, quienes sin mayores razonamientos apoyan lo que diga y haga Andrés Manuel, aunque el país se lo lleven entre las “patas”.

La mediatización de la información que a diario fluye de la cabeza del Presidente electo, pareció que el asunto se iba olvidando. Pero no, este domingo se llevaron a cabo diversas movilizaciones en varios estados de la República Mexicana, cuyo motivo principal fue en dos vertientes; una, que no haya más consultas apócrifas para la toma de decisiones de la mayor importancia para el futuro de los mexicanos, sobre todo cuando se consulta en temas de carácter técnico en diversas materias de las cuales el “sabio pueblo” no sabe absolutamente nada, lo que conlleva a la toma de decisiones por demás equivocadas cuyas consecuencias afectan a miles y miles de trabajadores, a la generación de empleos, a la creación de riqueza. No se puede jugar con el futuro. Para eso están los expertos, no el “sabio pueblo” que ignora del tema y solo se conduce como una masa amorfa compuesta por la muchedumbre en obediencia a lo que índica Andrés Manuel, pero cuyas consecuencias ya han sido probadas ¿Qué se trata de una nueva forma de gobernar? ¡Pamplinas! Personas como Anthony Charles Lynton Blair, conocido Antony Blair, ex primer ministro de la Gran Bretaña, reprobó abiertamente la manera de tomar decisiones de López Obrador; afirmó que esas decisiones las toma el gobierno no el pueblo. La segunda razón de las movilizaciones fue el exigir a López Obrador, se continúe con la construcción del aeropuerto de Texcoco. En esta ocasión el “sabio pueblo” salió a las calles a inconformarse por la cancelación de la obra.

Como si ello no hubiese sido suficiente, el coordinador de la bancada de Morena en el Senado de la República, presentó una iniciativa de ley para regular y limitar las comisiones usurarias de los Bancos. Tremendo sismo financiero generó Ricardo Monreal Ávila, que hizo caer la bolsa de valores perdiendo poco más de 6% en una sola jornada, lo que significaron miles de millones de pesos en pérdidas para los inversionistas; los usureros Bancos perdieron miles de millones de pesos y de paso las afores de millones de mexicanos también generaron pérdidas. A grado tal fue el problema que también trascendió en otros países, sobre todo en aquellos en los que son dueños de Bancos. Una vez más el peso se vino abajo. En esta ocasión, Andrés Manuel López Obrador, se vio en la necesidad de mandar llamar a la casa de transición, con carácter de urgente a su coordinador de la bancada, le llamó fuertemente la atención por cimbrar a las entidades financieras del país; a tal grado que el mismo Presidente electo tuvo que afirmar que en los primeros 3 años de su gobierno no habrá reformas a las normas bancarias ni financieras. De un manazo, Andrés Manuel puso en claro quién es el que manda. La lideresa de Morena atajó y dijo que esa no era iniciativa de su partido. Dejaron solo a Monreal, a quien, si bien le asiste la razón, no fue la forma para promover “su iniciativa”. Solo le quedó el argumento de que, la iniciativa será enviada a comisiones y se harán reuniones con los interesados para, después, poder dictaminar lo conducente. El regaño causó sus efectos, en esta ocasión de carácter positivo y los banqueros volvieron a la aparente calma, con la enorme pérdida en sus bolsillos y de inversionistas de la bolsa. Los señores del dinero pusieron a temblar al gobierno que aún no empieza sus funciones por las impertinencias del coordinador de los senadores de Morena. Otra más de Morena.

Como López Obrador no tiene calma, ahora promueve la venta del avión presidencial, ya le puso precio y dijo que él mismo hará la entrega a quien lo compre. En conferencia de prensa describió a grandes rasgos el interior del avión. Y surgen las preguntas ¿No habrá licitación? ¿El avalúo? ¿La desincorporación de los bienes propiedad del gobierno? Etcétera. El Presidente electo, una vez más, cometiendo verdaderas imprudencias, como si no existiesen leyes que debe y deberá respetar, protestar por segunda vez (ya lo hizo como presidente legítimo) cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes que de ella emanan. Después de haber rebasado semejantes problemas con inversionistas, constructores y banqueros, se inventa otro problema más; y acota, que también habrá más consultas para el tren Maya y la refinería. Surgen las interrogantes ¿Serán igual de apócrifas las consultas cuando sea Presidente de los Estados Unidos Mexicanos o se sujetará a las normas? O bien ¿Creará nuevo marco jurídico para hacer consultas populares a modo? Al paso que va, seguramente harán reformas para facilitarle las consultas, cuyos resultados siempre le garanticen lo que él promueva y le apoye la muchedumbre. Aun no empieza a gobernar Andrés Manuel y ya ha causado serios problemas a la economía de México y los mexicanos. ¿Qué nos espera cuando ejerza el poder presidencial? Los augurios no son nada halagüeños.

+ Para que estés al tanto, te mandamos lo mejor de El Canto de los Grillos a tu celular: ¡únete a nuestro canal en Telegram: telegram.me/elcantodelosgrillosmx!

No te pierdas ninguna historia; danos Me Gusta en Facebook:


Los novatos en materia de seguridad pública Alfonso Durazo Montaño, aspirante ...
El coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal Ávila, y el mismo pr...
Por fin, las autoridades jurisdiccionales concedieron el amparo y protección de...
Poco importó a los presidentes de las cámaras de Senadores y de Diputados, ord...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Alexa-Rank
2 - 5
3 - 5