[Tras la Verdad] AMLO decía en abril: pronto saldremos adelante

A principios de abril pasado, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, criticaba la postura de sus adversarios e incluía a la “prensa amarillista”, quienes, dijo entonces, “quieren contar muertos, estamos viviendo temporada de zopilotes”.

Apenas se asomaba la pandemia y López Obrador, con su peculiar irresponsabilidad que lo distingue, decía: “La prensa amarillista quiere que digamos cuántos muertos, nuestros adversarios que todavía no ayudan, vi un mensaje de una periodista pidiendo saber cuántos muertos van a haber. Esto me hace pensar y es posible decir que estamos viviendo en temporada de zopilotes, ojalá esa actitud cambie y que no nos importe lo que estén haciendo en otros países”.

Ochos meses después, tras más de 100 mil muertos a causa de la pandemia del Covid-19, el rapaz Presidente, ave de rapiña, vuelve a repetir el mismo e irresponsable discurso. Olvidó cuando promovió el uso de una “estampita religiosa” para contener al virus; o su resistencia e insistencia a no usar la mascarilla o “cubrebocas” para ayudar a contener la pandemia. Esa ha sido la política fútil de Estado, la irresponsabilidad, implementada por Andrés Manuel.

Ahora, ante la falta de argumentos válidos que soporten su irresponsabilidad, vuelve a repetir su ofensiva frase: “temporada de zopilotes”. Simplemente porque los medios de comunicación hacen su labor de información sobre los decesos y causas de la ineficiente política de salud del gobierno de López. Vaya Presidente simplón e irresponsable.

Así se expresaba en su conferencia de prensa matutina hace ocho meses. “Decirles a quienes nos escuchan que nos estamos preparando para enfrentar la epidemia en el peor momento, esto es el contar con los hospitales, las camas, los equipos para atender enfermos. Estamos dedicados de tiempo completo, esa es la prioridad del gobierno en estos momentos” ¿Qué ha pasado desde entonces? ¡Demostró su total ineptitud e incapacidad para controlar la pandemia! México, noveno lugar mundial en decesos (77. 87 muertos por cada 100 mil habitantes). Así se preparó el gobierno de López.

El Presidente Andrés López, aseguraba: “que la pandemia del coronavirus era una crisis transitoria para México, que pronto saldríamos adelante, son más las fortalezas que las debilidades del pueblo mexicano”. La realidad le demostró lo contrario, sus falacias acostumbradas por el Presidente, al descubierto por enésima ocasión, más de 100 mil muertos demuestran su enfermiza mitomanía. Referente a la altísima cantidad de fallecidos por el Covid-19 (cifra oficial), los especialistas en epidemiología afirman que al menos otro tanto ha fallecido por la misma causa. Sobe todo, considerando la irresponsable política de obligar a los enfermos a permanecer en casa, lugar en el que han fallecido miles de mexicanos, todo para no colapsar los hospitales, muertes que no computan como efecto de la pandemia.

El irresponsable del Andrés Manuel López, también afirmó en abril pasado lo siguiente: “Quiero darle confianza y seguridad al pueblo de México de que se trata de una situación pasajera, si quisiéramos ser más profundos diría una crisis transitoria de salud pública incluida también lo económico” ¿Ignorante o de mala fe? Ni la una ni la otra. La Economía cayó varios puntos del PIB, los economistas diagnostican que será una de las más fuertes caídas a nivel mundial la de México, más cuando desalienta la inversión local y extranjera; por supuesto, considerando que la política de López, fue la no implementación de medida alguna en apoyo a las empresas ni a los trabajadores, preocupado por obsequiar dinero a su clientela política y a fortalecer el gasto para sus obras. Su gobierno ha dejado solos a empresarios y trabajadores, por eso la pérdida de más de millón y medio de empleos formales y más de 11 millones de empleos informales. La economía en picada.

Esta mañana, viernes 20 de noviembre, López Obrador cuestionó una nota periodística del Diario español “El País”, titulada “Radiografía de un país roto”, en clara referencia a los 100 mil mexicanos muertos por coronavirus. Y no podía faltar la “bofetada” a los españoles, situación que atribuyó a que, no les gustó que las empresas como Repsol e Iberdrola, ya no tienen privilegios en México ¡Ah que López tan malévolo! El Presidente siempre buscando pretexto para encubrir sus torpezas e incapacidades; nunca, hasta hoy, ha sido capaz de reconocer sus errores; no, los torpes y corruptos son los otros, él es un dechado de virtudes que nunca comete errores ¡Por favor!

En el desarrollo de la conferencia pidió al su “vocero”, que en realidad es su mandadero, Jesús Ramírez, para que leyera uno de los comentarios que criticaba el “especial del periódico español”. Mientras López, con sus simplezas hunde al país por su irresponsabilidad; su desgastada estrategia mediática: entretener con asuntos simples, mientras los asuntos graves de gobernabilidad se le acumulan. Por supuesto, después de ocho meses, el terco de Andrés López volvió a insistir: “no se cambiara la estrategia para atender la pandemia de coronavirus sólo porque no le gusta a los que se dedicaban a robar”. La ofensa sin razón, más como una acción reflejo que racional.

Así de insulso es el discurso del Presidente. Luego la presunción no podía faltar: “su gobierno está transformándose para mejorar la atención al pueblo, por lo que no es lo mismo que se vivió en la época neoliberal” ¿Y la inundación intencional en Tabasco en favor de los pobres? La realidad es otra. Todo está peor que antes, sus políticas son depredadoras, todo lo que toca lo destruye. Insiste en su “verdad perogrullera”: “No soy Salinas, no soy Zedillo, no soy Fox, no soy Calderón, no soy Peña Nieto, somos distintos con todo respeto, por eso se despiertan pasiones, ataques y se meten hasta en lo personal”. Un Presidente enfermizo y desquiciado de poder.

Siguió combatiendo a sus adversarios: “quisieron utilizar la desgracia del pueblo de México por esta pandemia para culparnos, es evidente, no se tome en cuenta que heredaron el sistema de salud totalmente destruido, y que en muy poco tiempo se logró reconvertir” ¿Destruido, reconvertir? ¡Falso! Trabajaba bien el Seguro Popular y López destruyó lo que se había construido; además, su gobierno dejó de comprar insumos y medicamentos en aras de la “austeridad”, e inyectar miles de millones de pesos del sector salud a sus nuevos programas; no esperó que la pandemia terminaría por evidenciar sus torpezas que reparte sin razón.

López Obrador argumentó que: “aunque no le gustan las comparaciones y menos en una situación de desgracia, pero a nuestros adversarios se les olvida ver lo que está sucediendo en otros países, y comparar, México es de los países de América con menos fallecidos en proporción a su población, nada más y ofrezco disculpa a los españoles porque respeto mucho ese pueblo, pero con relación a España estamos hablando de que en México, en proporción a la población ha fallecido menos personas que en ese país” ¿Eso le llena de orgullo? López y sus mentiras. México ocupa el noveno lugar en proporción a cada 100 mil habitantes. Ello no es motivo de satisfacción.

López reiteraría que: “Es muy lamentable también en que en esta situación, esta circunstancia de dolor se viva una temporada de zopilotes, o se padezca de una etapa de zopilotes”. Los mexicanos bien saben que la mitomanía del Presidente seguirá presente pretendiendo atenuar su irresponsabilidad para gobernar con sabiduría y atingencia. Sin duda que en cierta medida la población tiene su grado de responsabilidad, más el Presidente alienta esa irresponsabilidad con sus arengas belicosas y torpes medidas para contener la pandemia, en lugar de promover la concordia en estos aciagos tiempos.

La retahíla de mentiras no cesaron, también diría: “Estamos cumpliendo con nuestra responsabilidad como lo han hecho muy bien los médicos, las enfermeras, los encargados de llevar a cabo esta estrategia, son de los mejores del mundo, nunca se había tenido un secretario de Salud con tanto conocimiento”. Y que: “a diferencia de lo que ocurrió en el periodo neoliberal, los encargados del sector salud si tienen experiencia en la materia, por lo que resaltó la labor de Jorge Alcocer, secretario de Salud, y de Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud”.

Seguramente olvidó que Hugo López ya trabajaba con los neoliberales y fue becado por esos que tanto critica y ahora presume con singular cinismo. Terminaría con algunas interrogantes “¿Por qué cambiar? ¿Sólo porque los que medraban, robaban, no les gusta lo que estamos haciendo?” No cabe duda que la administración de López Obrador, es un desastre, el gobierno de las mentiras, los desatinos e ineficiencias.

Por desgracia, el número de fallecidos continuará creciendo, con las políticas de salud equivocadas, no se ve para cuando pueda terminar, nada que ver con aquello que dijo Andrés Manuel a inicios de abril, que pronto pasaría la pandemia o lo que afirmara Hugo López, que, de llegar a 60 mil muertos sería una tragedia; México rebasó los 100 mil muertos: ¡es una catástrofe! Así de mal anda el ave de rapiña o zopilote de Andrés Manuel López, quien medra con la desgracia.







Ayer viernes, los diputados federales de Morena y sus aliados terminaron por apr...
¿A qué le apuestan Morena y López Obrador al no aprobar el presupuesto para s...
¡Morena sí sabe de fraudes electorales! Como muestra de ello está el proceso ...
López Obrador tendrá que retractarse de sus tontas e irresponsables afirmacion...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Danos Like

Alexa-Rank

Capital

2 - 5

Cero Grilla

3 - 5

San Juan del Río