[Me Lleva el Diablo] Encuestas: la moneda en el aire en la elección de gobernador en Querétaro

Dicen que Morena pinta para ser el gran ganador de la elección intermedia del próximo año. Salvo Querétaro, en la mayoría de los demás estados va a la cabeza en las preferencias electorales.

Sin alianza por parte del PAN y Morena, los azules van arriba, con una ventaja que no se puede considerar irreversible o aplastante, entre 12 y 18 puntos, dependiendo de la encuesta. Las encuestas sobre preferencias electorales son una fotografía temprana pero útil sobre las contiendas para renovar.

En las actuales encuestas, la popularidad del presidente es superior a la aprobación del gobernador (a) en todos los estados, menos Querétaro. El presidente promedia 63 por ciento de aprobación en 14 entidades, y los gobernadores 45 por ciento, 18 puntos menos.

En lo que comúnmente llaman fotografía del momento, en diferentes encuestas dicen que, si las elecciones fueran hoy, el partido creado y encabezado por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se quedaría con 13 de las 15 gubernaturas en juego. Salvo en Querétaro, donde la pelea parece perdida para el partido del presidente.

Se promueve que, si las elecciones fueran hoy, en la entidad ganaría el PAN con 40 por cierto de las preferencias. Casi dos a uno sobre Morena, que tiene 22.6 por ciento, y el PRI, sin ninguna posibilidad, que apenas rebasa ocho por ciento.

Sin embargo, no solo hay que tomar en cuenta las encuestas, existen otros aspectos que determinarán la elección. Hay otros aspectos a los que vale la pena ponerles atención.

El primero es político-partidista: aseguran científicos sociales que los morenistas y quienes apoyan al presidente López Obrador están más animados para votar en 2021 que los panistas y quienes desaprueban al presidente.

El segundo es ideológico: dicen los que saben, que los morenos tienen más interés en votar que los panistas o priistas, y estos, a su vez, más que los centristas.

La batalla por el centro del espectro político, si la hay, luce más como de movilización que de persuasión, por lo menos por ahora.

El tercer aspecto es de tipo informativo: en la entidad hay un control informativo homogéneo de los medios tradicionales; sin embargo, los usuarios de las redes sociales expresan más interés en votar que los usuarios de los medios tradicionales. Y entre los usuarios de redes, la minoría que usa Twitter expresa un interés sustancialmente mayor en votar que los usuarios de Facebook, que son una mayoría de la población. Los tuiteros son, comparativamente, pocos pero más intensos.

El cuarto aspecto es de política pública: los beneficiarios de programas sociales expresan mucho más interés en votar que los no beneficiarios. Y aquí en Querétaro Morena se beneficia de los programas sociales del gobierno federal, que fueron elevados a rango constitucional.

Hay un quinto aspecto a considerar, la pandemia, cuyos posibles efectos electorales dependen de cómo esta evolucione. Por lo pronto, los entrevistados que dicen conocer a alguien que se contagió de Covid-19 expresan un mayor interés en votar que quienes no conocen ningún caso de contagio.

Y aunque las encuestas dicen que el PAN va a la cabeza en las preferencias electorales, en la entidad la moneda esta en el aire, si consideramos los anteriores elementos.







En Querétaro parece que Morena hace todo lo posible por entregar la gubernatura...
La Ley Olimpia, aprobada recientemente en Congreso de la Unión, es una reforma ...
Paloma Arce y las mujeres militantes de Morena van con todo por las candidaturas...
La política es pragmatismo, cierto, pero debe haber límites; sobre todo en el ...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Danos Like

Alexa-Rank

Capital

2 - 5

Cero Grilla

3 - 5

San Juan del Río