[La Pluma de Conin] El nepotismo se expande en Morena Querétaro... Y la Unidad de Inteligencia Financiera tendrá su sede en Querétaro

COCHINERO POLÍTICO es lo menos que podemos decir de lo que pasa al interior de Morena; del PAN y claro, también del PRI. Es como un mezcla de indecencia, aderezada de corrupción y nepotismo, donde lo más importante es el dinero y el poder.

Lejos, muy lejos, están como eje o centro de atención las necesidades del ciudadano común y corriente, ese que vota cada tres y seis años y quiere elevar su nivel de vida.

Vamos por partes, con la chica nueva del pueblo, con la bonita y adinerada que todos quieren con ella.

A nivel nacional no solo se puede hablar de un cochinero, sino a nivel estatal; hay varias cosas que no checan. Primero, que la actual secretaria de Finanzas, Susana Soto Viera, se autorrenta un cuartito en ocho mil pesos como oficinas de Morena en San Juan del Rio, más aparte su generoso salario.

Por si fuera poco, cuando en la ultima reunión del consejo estatal se le pidieron cuentas claras, lo único que atinó a decir es que todo se lo pidan por escrito. ¡No sabe ni cuántos ni cómo cobran los que están en la nómina de partido! Es en serio, no sabe o no quiere saber.
 
Esta señora Soto Vieyra impulsa decididamente a Carlos “Charly” González para que llegue a la dirigencia estatal del partido, quien, por si fuera poco, es cónyuge de Astrid Ortega, que es encargada de las mentadas becas “Benito Juárez”, donde se manejan muchos recursos, y lo chistoso, están retenidas y no se han entregado desde hace tres meses. ¿Sabrá esto el delegado Gilberto Herrera?

Y ya entrados en esto de Morena, resulta que la exdiputada Herlinda Vázquez, para no perder la  tradición del nepotismo, tiene a toda su familia trabajando en la Secretaría del Bienestar: hijos, nueras y hermanos de la exlegisladora de Morena cobran generosamente ahí y seguramente están muy bien.

La exlegisladora tiene el cargo de coordinadora de los centros de integración, algo así como atender todas las necesidades de la población.

¡Qué decir de los 22 millones de pesos que recibió este partido en 2019! No saben qué hacer con el dinero y solamente sabemos que ya se adquirió en 11 millones de pesos un edificio para el partido por el rumbo de Tlacote; los otros 11 millones eran para el llamado Instituto de Formación Política; pero lo chistoso es que no se ha creado oficialmente y entonces se tendrán que regresar por subejercicio, que en buen cristiano significa no tener la capacidad de aplicar o ejecutar los recursos públicos que damos todos los mexicanos a los partidos políticos. ¡Lástima, Margarito!

El regreso de Santiago

Regresa con gloria el zar anticorrupción o director de la Unidad de Inteligencia Financiera de México, el queretano Santiago Nieto Castillo, quien tendrá su oficinas en la capital queretana, en la avenida Constituyentes, donde operó alguna vez ANAGSA.

En ese mismo edificio despachará Gilberto Herrera, ya que allí estarán ubicadas todas las oficinas que hoy en día están en el edificio de la Secretaría de Bienestar por el rumbo del estadio La Corregidora, pero que son insuficientes e inoperantes.

Nieto y Herrera, son dos de los más nombrados para llevarse la candidatura de Morena a la gubernatura.¡Estarán conviviendo muy cerquita uno del otro!

Elsa, corrida

Así, literal, la corrieron del PAN a la diputada Elsa Méndez, quien tiene toda una negra historia pero se hace la santa. Resulta que no se sentía a gusto, dice, con sus compañeros de bancada; y bueno, le dieron gusto y para afuera.

Juar, juar y recontrajuar...

Pero como quiere formar su partido de “ultra, ultra derecha” se fue arrinconar al Partido Encuentro Social (PES) que, por cierto, no tiene registro; pero la diputada tiene la ilusión de hacer algo en ese espacio, donde se siente más ad hoc que en el PAN.

¡Que le vaya bien!

JJ, otro corrido

La tragedia del PRI, es lo que bien podemos decir de lo que está ocurriendo dentro del tricolor. Es un hecho de que Juan José Ruiz fue expulsado; eso ya no es noticia. Lo que sí, ¿quién vendrá al rescate?

Se mencionan a dos cartas, porque Chela Juárez, la secretaria general, que estatutariamente accedería a la dirigencia, no puede, está impedida.
 
Hay un siniestro personaje, quien por cierto se acaba de jubilar a los 40 años con la complicidad de la Legislatura (que no sabemos qué acuerdos hicieron, pero lo jubilaron con 80 mil pesos mensuales): Jaime Escobedo quiere dirigir a lo que queda del PRI.

Tiene como padrino a Jesús Rodríguez, y casualmente (aunque en política no hay casualidades), dos de sus principales operadores son Carlos Rentería y Juan Carlos Espinosa Larracoechea (je, je, je), quienes cobran y trabajan para Morena. Así de simple y sencillo.

Si Jaime Escobedo logra llegar con la bendición de “Alito”, la coalición o complicidad será del PRI con Morena para disputarle muy en serio la gubernatura al PAN.

Rentería y Espinosa eran devotos de Pepe Calzada; pero como en política la traición es moneda de cambio, hoy operan para Morena.

El otro posible candidato a dirigir el PRI es Alonso Landeros Tejeida, quien ya estuvo en la presidencia del tricolor. Tiene la virtud de juntar a todos y hay posibilidades de que llegue; tiene simpatía y no es tan mezquino como Juan José Ruiz, que ya oficialmente está corrido del PRI.







Danos tus comentarios

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Alexa-Rank
2 - 5

Cero Grilla

3 - 5