[La Cruda Verdad] Crónica de una prisión anunciada

Corría el año 2018, todavía despachaba en el municipio de Querétaro la administración del exedil Marcos Aguilar Vega, aún todos se sentían poderosos e intocables, la mira de marinos y capitán estaba puesta solo en el Senado de la República, las observaciones recién llegadas de la Entidad Superior de Fiscalización (correspondientes al ejercicio 2017) eran “pecata minuta”, ellos tenían que ocuparse de cosas más importantes (solventarlas era para mortales, para mundanos servidores públicos, no para grandes administradores y prominentes políticos).

Las irregularidades y sus consecuencias eran públicas, Marcos Aguilar y su equipo las conocían, sabían de su existencia y siempre hicieron caso omiso de ellas, los proyectos eran otros: diputaciones federal y local, regidurías y conservación de posiciones; pero nadie nunca pensó que dos años después esas omisiones fueran a causar tanto daño.

Hasta el fatídico 15 de mayo de 2020, Manuel Lorenzo Velázquez Pegueros, mano derecha del exedil y principal operador de su proyecto político, fue detenido en las inmediaciones de Rancho Largo, San José Iturbide, Guanajuato, en medio de un espectacular operativo, y trasladado al Cereso del estado de Querétaro.

Marcos Aguilar, el “amigo” y jefe del detenido, se entera de primera mano y, de manera casi inmediata, sobre la detención. La indicación del “jefe” es esperar; transcurren las horas y todos, propios y extraños, esperan, esperan y hasta la fecha siguen esperando, aunque ya no se sabe qué.

Marcos Aguilar perdió todo, la hegemonía del grupo está colapsada, la moral por los suelos, el mito está derrumbado; “si al licenciado Manuel lo dejó ahí, ¿qué esperamos nosotros?”, retumbó en el tercer piso del Centro Cívico. “¡Ni lo conocemos!”, apareció en comunicado de prensa, redactado por la antes agresiva coordinadora de Comunicación Social del municipio de Querétaro que hoy cobra con la pueril legisladora Elsa Méndez; “la lengua” está callada, es una lengua sin cabeza; esperan, esperan y desesperan; el capitán no sale a defender el barco, tampoco se hunde con él, las acusaciones de persecución política no hicieron eco, no hay mensajes ni para consumo interno, el proyecto se difuminó.

Veladamente se confirma: Marcos Aguilar solo piensa en Marcos, no tenía amigos, tenía cómplices (todos sustituibles, todos sacrificables), el general está desnudo.

Es cuanto.

Aclaración pertinente

Quien audita las cuentas públicas y presenta la denuncia correspondiente por las irregularidades detectadas en la cuenta pública 2017 del municipio de Querétaro es la Entidad Superior de Fiscalización del Estado; la que investiga y acusa es la Fiscalía Anticorrupción, y quien juzga y sanciona a los responsables es juez en materia penal adscrito al Poder Judicial.

Todos los involucrados organismos autónomos haciendo su trabajo, todos sin conexión más que jurídica.

Dicho lo anterior, ¿cuál persecución política?

Bájense de su cuentito, “menos face y más book”.

Piedras en Morena

Cuando todo parece haber tomado su cauce, en Morena Querétaro no falta un crápula que venga a romper la paz y buscar descarrilar el tren, pues aunque ya existen acuerdos para construir y echar a andar “de verdad” a la denominada segunda fuerza política en el estado, Ángel Balderas busca impedir (sin argumentos) el uso de las prerrogativas que otorga el IEEQ para el desarrollo del partido.

Sus argumentos solo él los conoce, pero sus motivos son públicos, entre los que destacan el no perder las prebendas que le dispensan en 5 de Mayo 45. Pregunta obligada: ¿Hasta cuándo el consejo estatal permitirá que lo sigan frenando?

El tiempo sigue corriendo, el proceso electoral está en puerta y Morena no tiene para cuándo arrancar.

Clausuran La Selva… y no fueron ecologistas

Por fin, después de dos meses de operar en lo “osscurito”, le cayó
Protección Civil al poderoso Alfredo González Rivas en su negocio ubicado en avenida Universidad. De poco le sirvió la amistad del gobernador Domínguez, que presume bajo el consejo de Baco. Los que la sufrieron fueron los pobres parroquianos, que el último trago les supo a amargura y frustración.

Por cierto, faltan tres. Un vistazo a las redes sociales de la conocida cadena de bares y sabrán de lo que hablo.

¡Salud!

Lenguas viperinas

Nos cuentan que el secretario de Administración de Colón, Diego Bernardo Ríos Hoyo, está por estrenar “mayestático rancho” con caballos que portan su fierro y diversas amenidades. ¿Quién pompó?, diría “Chico Che”.

No olvidemos que este personaje también fue secretario técnico en la administración capitalina que hoy se investiga, por cierto, en el periodo que hoy se investiga.

Cuando veas las barbas de tu vecino…

Como siempre, la mejor opinión es la de usted. Y recuerde, no me crea a mí, créale a sus ojos.








Como lo he venido advirtiendo desde semanas atrás, la contienda para la guberna...
La diputada Connie Herrera, fiel a su estilo, volvió a dar el “campanazo” h...
Como usted recordará, en días pasados asumió la presidencia de la Mesa Direct...
Ha quedado en claro que aquello de “no seré tapadera de nadie”, que repetí...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

¡Estamos en Instagram!

Danos Like

Alexa-Rank
2 - 5

Cero Grilla

3 - 5